Evidentemente, no hay nada perfecto y en nuestro trabajo no íbamos a ser menos. Sobretodo cuando hay tantos factores que pesan a la hora de llevar la terapia hacia el éxito.
A los psicólogos de Som Teràpia nos gusta sacar conclusiones, tanto de los éxitos como de los fracasos.

En primer lugar consideraremos un abandono por parte del cliente como un fracaso terapéutico. Puedes pensar que en todo los casos los psicólogos vamos a presionar para que una persona se quede eternamente en terapia. Nada más lejos de la realidad. Al principio de nuestra terapia hacemos mucho hincapié en la evaluación. En otras palabras, comprobar cuál es el problema. Si no vemos problema o vemos que no podemos ayudarte, te informamos debidamente. Nosotros somos los primeros interesados en que nuestros clientes solucionen sus problemas y nos recomienden, nuestros éxitos son nuestra mejor publicidad. Entonces, sería extraño que hagamos terapia cuando no es necesaria. No nos gustan frases cómo «La terapia no me ha funcionado».

Principales razones:

  1. Los tiempos de la terapia: En nuestras consultas de psicología de Castellón y Benicarló siempre lo explicamos en la primera sesión, nuestra terapia consta de varias fases. Al principio, como cualquier profesional de la salud, se hace una evaluación. Eso cuesta tiempo, (en torno a 2 – 3 sesiones) no curamos catarros, estamos hablando de problemas psicológicos y tenemos que asegurarnos del problema. Nos adaptamos a los ritmos y economías de nuestros clientes, pero no podemos dar consejos vacíos de ciencia. No podemos tratar una depresión en 2 sesiones, igual que no se puede aprender a tocar la guitarra en 2 clases.  Adaptarse a los tiempos puede  hacer que vayamos rápido y que hagamos grandes avances, pero la falta de adaptación nos lleva al fracaso.

  2. Falta de interés o implicación: Es otro de los temas que comentamos en la primera sesión. Entendemos la figura del psicólogo como la de un entrenador. El entrenador da pautas y herramientas para solucionar los problemas pero es el jugador el que sale al terreno de juego y gana el partido. Todos tenemos nuestra parte de mérito: si el jugador no acude a los entrenamientos y no se aplica, difícilmente ganará los partidos. Si nuestro cliente no hace los ejercicios o no apunta lo que le pedimos, es muy difícil que la terapia tenga éxito. No pedimos un esfuerzo gigante, simplemente un poco de atención e interés. Si tenemos todo eso, la terapia es un éxito rotundo.

  3. Limitación de la psicología: Cómo decíamos antes, no hay psicólogos en Castellón que aseguren un 100% de éxito en todos los trastornos, y si lo hacen… están mintiendo. La psicología es una ciencia sólida para muchos trastornos, pero para ciertos trastornos (por ejemplo: la anorexia) tenemos un bajo índice de éxito. Eso no nos limita para mejorar otros trastornos.

  4. Auto- terapia: Puede que algunos clientes abandonen la terapia porque no era lo que esperaban o bien piensen que pueden superar sus problemas por sí mismos. Una vez más, si están en terapia es porque el profesional considera que lo necesita y que le ayudará en el futuro.

  5. Motivos económicos: Algunos dicen que la terapia es cara. En Psicólogos Castellón – Som Teràpia y Psicólogos Benicarló – Som Teràpia cobramos 40€ por sesión. Consideramos que es un precio asequible para el mercado de hoy. Cierto es que no todo el mundo puede permitirse un ritmo semanal con ese importe. Por ello nosotros intentamos adaptarnos a la economía y ponemos en marcha proyectos como: sesiones quincenales combinadas con sesiones gratuitas telefónicas. Lo normal es que el motivo económico pese en la decisión de abandonar la terapia pero no sea la razón principal para dejarla. Hemos tratado casos con dificultades económicas que han pagado sus sesiones como ninguno.

  6. Derivación: Derivamos un caso cuando consideramos que su problema no necesita un psicólogo. Podemos derivar a distintos profesionales de la salud: pediatra, psiquiatra, etc…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.