Ocurre muchas veces que un niño está haciendo los deberes, leyendo un libro o jugando y, de repente, deja esa actividad porque se distrae con otra cosa. El objetivo de los juegos de hoy es que sea capaz de prestar atención únicamente a aquello que está haciendo y no cambie el foco de atención cada dos por tres. Es decir, que desarrolle resistencia a la distracción. Además, trabajará el autocontrol y la capacidad para pasar de una tarea a otra con fluidez. Verás que se trata de juegos sencillos y amenos. Estas son nuestras propuestas.

Juegos para no distraerse

Esperamos que encuentres tiempo para dedicar a estas actividades. No tenéis que hacerlas todas, elige las que crees que motivarán más a tu hijo. Con estos juegos le estarás enseñando que las cosas no siempre se obtienen “ya”, entrenará la habilidad para alternar tareas y para controlar sus impulsos a la vez que tiene la libertad para comportarse como un niño: ¡jugando! Eso sin mencionar que sus padres le prestan atención y le dedican su tiempo, lo que le hace sentir querido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.